lesfilles5

LES FILLES, cocina creativa de la abuela

LES FILLES, cocina creativa de la abuela

Nos ofrecen delicias culinarias con ingredientes orgánicos y una cocina creativa.

Les Filles

Les Filles, comenzó en una antigua fábrica de grifos, y tuvieron un éxito inmediato ofreciendo un menú de mediodía y por la noche (sopa, plato principal y postre) elaborados con ingredientes orgánicos y cocinados a fuego lento. Después, se instalaron en su emplazamiento actual, un bonito edificio en el barrio Dansaert (no lejos de Sainte Catherine y de la Bourse): en la planta baja encontramos la cocina abierta y una bonita tienda de comestibles con productos excelentes, y subiendo las escaleras encuentras el restaurante. Además, puedes disfrutar de clases de cocina, ofrecen servicio a domicilio en bicicleta, así como llevarte sus famosas “cocottes” a tu lugar de trabajo o también te preparan cestas gourmet de frutas y verduras.

Gazpacho con almendras

No dejes de probar el brunch en domingo y ¡no te decepcionara! Los productos son bio, de producción local y muy frescos. La variedad de la comida es muy interesante.

Buffet libre ” Les Filles”

Cocotte “Les Filles”

El precio del almuerzo es muy razonable, (2 entrantes, 1 plato principal , guarniciones y 1 postre) 18 euros para la comida y 27,50 euros para la cena. Sábado y el brunch del domingo desde las 10 horas a 16 horas por 20 euros.

Carpaccio de ternera

Tienda

Agua “Les Filles”

En el restaurante Les Filles te sientes como en casa, un auténtico apartamento donde cada uno come la comida de la abuela en una vajilla desparejada y mesas corridas. El elemento principal de decoración lo componen fotografías de diferentes épocas, y el menú buffet libre. Es un lugar donde la cocina es deliciosa, la atención es muy amable en un ambiente cálido y hogareño.

http://www.lesfillesplaisirsculinaires.be/

rue du vieux Marché aux Grains 46,

1000 Bruxelles

 

PECK479

PECK 47, un desayuno gourmet y diferente

PECK 47, un desayuno gourmet y diferente

Peck47

Peck 47, es un café inspirado en Nueva York, situado junto a la Grand Place. El menú es una mezcla de recetas británicas y estadounidenses con un toque saludable, haciendo su oferta muy diferente a la de otros cafés.

Al igual que en los Estados Unidos, uno puede contar con un servicio continuo durante todo el día. Peck 47 es uno de los mejores lugares para el brunch en la ciudad.

Aunque todos los productos no son orgánicos, lo que garantizan es que son 100 % caseros y a base de productos frescos y naturales. Ofrece estupendos desayunos, y si tienes intolerancia a los alimentos, te ofrecen alternativas igualmente deliciosas.

Huevos Benedictine

Peck special

La carta es muy variada, muy recomendable los huevos benedictine, perfectamente preparados, que son exquisitos y el “peck special” que son huevos escalfados sobre gofre, chorizo, bacón, queso…todo combinado de tal manera que parece que estas comiendo lo más sano del mundo.

Smoothies

Los zumos naturales que ofrecen son muy variados, pero yo te recomiendo el de naranja y zanahoria. Por otra parte, las bebidas se sirven en unos bonitos frascos de vidrio de estilo Mason Jar, con pajitas de papel biodegradable.

Peck 47

El interior del local, aunque no muy espacioso, es acogedor, con sillones y cojines que invitan a sentarte relajadamente a disfrutar de sus platos. Por su parte, la terraza dispone unas mesas metálicas muy coloridas que dan un toque alegre al lugar.

Destacaría un servicio impecable y la amabilidad de Juan David que nos atendió de maravilla.

 

Peck47

Tarta de Zanahoria

 

 

No siempre es fácil encontrar fuera de casa un desayuno abundante y delicioso. Peck 47 es el lugar perfecto!

Rue du Marché aux Poulets 47,

1000 Bruselas

www.facebook.com/peck47

 

 

knees (1)

KNEES TO CHIN, rollitos frescos, exóticos y saludables

KNEES TO CHIN, rollitos frescos, exóticos y saludables

Knees to chin

En “Knees to chin” podrás disfrutar de ultra frescos y sabrosos rollitos de papel de arroz. Sin lactosa y muy bajas en gluten, sus recetas varían en función de los productos de temporada y ofrecen una fusión de sabores de Asia y gustos caseros.

En Vietnam, la gente está acostumbrada a disfrutar de rollitos de primavera alrededor de las calles y en los mercados. “Knees to chin ” es un pequeño guiño a la manera en que comen, proviene de esta postura que les encanta a los vietnamitas que consiste en sentarse sobre los talones y colocar las rodillas en la barbilla. ¡No sé cómo pueden pasar horas en esta posición!

Emincé de poulet

Canard Laqué

Salade de Choux

En cuanto a la comida, es francamente recomendable, cocina fresca, exótica y saludable y además porque su precio está alrededor de 10 €. Ofrecen seis variedades de rollitos cuyos ingredientes cambian con las estaciones: gambas, salmón, pato, pollo o tofu, acompañado de pera o mango, coco rallado o el aguacate. Los sabores de cada ingrediente puedes diferenciarlos en cada bocado. Las salsas son caseras y las preparan cada mañana: cacahuete , sésamo , citronela, etc.., todo es una delicia de principio a fin. ¡La salsa de cacahuete es de las que hay que probar!

El servicio es agradable y atento.

Knees to Chin

La fachada es singular, cubierta de azulejos de cerámica de color turquesa. En el interior, el mobiliario de madera sencilla en medio de baldosas blancas y negras, dominada por frascos de colores que sirven como lámparas y que le aportan mucho colorido. La decoración, contribuye al encanto de este pequeño lugar. Una pequeña estancia con  capacidad para unas veinte personas. Cuando el tiempo lo permite, también es posible sentarse en la terraza , aunque ésta se encuentra en la acera.

Knees to chin

En este sencillo restaurante, “Knees to chin”, sus rollitos son de auténtico flechazo.

http://www.kneestochin.com/

Knees to chin

Rue de Livourne, 125

1000 Bruselas

 

 

parade4

PARADE Café Littérarie, disfruta con la lectura

PARADE Café Littérarie, disfruta con la lectura

Parade Café Littérarie

Parade es un pequeño café literario sin grandes pretensiones, donde fácilmente puedes sentirte como en casa.

Parade Café Littérarie

Proponen una buena selección de tés y deliciosos pasteles caseros (no dejes de probar el brownie y la tarta de zanahoria, son deliciosos). A diario ofrecen la sopa del día, sándwiches, aperitivos bio y el plato del día elaborado con productos orgánicos. Pero sí lo que te apetece es una buena cerveza, no te decepcionará la selección de cervezas belgas de las que dispone, las cervezas vienen de la fábrica de cerveza del Sena.

Parade Café Littérarie

En la pared de ladrillo rojo se encuentra una biblioteca que aloja principalmente escritores belgas y editores independientes belgas. Te invitan a elegir entre una amplia colección de libros y a sentarse tranquilamente para disfrutar de una buena lectura. Pero sólo hay literatura local: ¡esto es genuinamente belga!

Parade es un proyecto joven, que se desarrolló paso a paso. Sarah es la artífice de este proyecto, que surge de la idea de combinar su pasión por los libros y un lugar agradable donde disfrutar de ellos. Y es tanto más interesante, cuando sabemos que este café literario es también el fruto del crowdfunding, una forma de financiación colectiva,

Además, este lugar no es sólo un café o una simple biblioteca porque ofrecen talleres, grupos de lectura, concursos literarios, etc… El entorno te invita a leer un libro o incluso trabajar, porque los asientos están equipados con tomas de corriente y el establecimiento dispone de conexión wifi gratuita.

Pero, por encima de todo, es un lugar muy agradable que ofrece una pequeña restauración de buena calidad. ¡Lo mejor de todo, el brunch de los domingos!

Si te gustan los libros, la buena música, ambiente retro y la cerveza artesanal no dejes de ir a conocerlo.

Parade Café Littérarie

https://www.facebook.com/paradecafelitteraire

59 rue de Savoie

Saint-Gilles – 1060 Bruselas

durée10

LADURÈE, “macarons” por excelencia

LADURÈE,  “macarons” por excelencia

Ladurèe

Este impresionante edificio, situado en el número 40 Place du Grand Sablon, es un edificio protegido y fue a principios de siglo una Casa de la Piel y el Museo Postal. Incluso llegó a ser la casa de subastas Pierre Bergé. Ahora alberga Ladurèe, y bien merece una visita.

La historia de Ladurèe comenzó en 1862, cuando Louis Ernest Ladurèe, un molinero del suroeste de Francia, fundó una panadería en París. En 1871 un incendio en la panadería abrió la posibilidad de transformarla en una pastelería. La decoración de la pastelería se confió a Jules Chéret, un famoso pintor y cartelista de fin de siglo. La esposa de Louis Ernest Ladurèe, Jeanne Souchard, tuvo la idea de la mezcla de estilos: el café y pastelería parisina dieron a luz a uno de los primeros salones de té de la ciudad.

Ladurèe

Los frescos en las paredes, la decoración en pan de oro, la araña de cristal, el suelo de madera, todo está decorado y restaurado siguiendo las reglas de la época. Un entorno dirigido a impresionarte. Pero la vieja casa francesa tiene la costumbre de ubicarse en edificios emblemáticos y se limita a actualizar el escenario.

 

Ladurèe

En el mostrador, dan todo el protagonismo a los “macarons”: vainilla, caramelo, limón, aromas de azahar, 130 sabores en total, incluyendo regaliz o “Violette Cassis”. Pero, por algo será, si la receta no ha cambiado en más de 150 años. “Macarons”, chocolates, tés, mermeladas y otros dulces aparecen expuestos en un marco espectacular.

El precio de una caja con 6 “macarons” son 17,10 euros.

Es ideal para una merienda, degustar un buen té y acompañarlo de una de las tartas que nos ofrecen. Te recomiendo “Plaisir Sucré” (8,70 euros) que es una de sus tartas más emblemáticas.

Disfruta con moderación.

Ladurèe

Ladurèe

Ladurèe

 

Ladurèe

www.laduree.com

Place du Grand Sablon 40

1000 Bruselas

RSS
Follow by Email
Facebook
Facebook
Instagram
Abrir la barra de herramientas